Por qué es importante cuidar el equipo de cocina

¿Sabías que en México solo el 20 % de los restaurantes realiza mantenimiento preventivo a sus máquinas y equipos de cocina?

El 80% restante recurre al “mantenimiento correctivo” una vez que detectan fallas, lo que al final da una suma mucho más elevada de costos. Si no nos gusta tener gastos sorpresa, ¿por qué no prevenimos para no tener que lamentar?

Ser cuidadoso y dar mantenimiento de manera habitual (se recomienda cada cuatro meses) al equipo de cocina no sólo podría disminuir la tasa de accidentes, también significa un gran ahorro en el presupuesto, dinero que bien se puede invertir en otras innovaciones.  Y aunque sabemos que la estabilidad económica es importante para el negocio, el verdadero valor de cualquier restaurante es el capital humano, y qué mejor si se le da el equipo y las máquinas de cocina adecuadas para que desempeñe de manera óptima, y sin contratiempos, sus actividades.

Cabe destacar que el mantenimiento de las distintas instalaciones (inmuebles, equipos, herramientas), es una de las actividades de autocontrol más relevantes en la industria, pues tiene gran repercusión en la gestión higiénica de una cocina. Como tip, te aconsejamos realizar un plan de verificación para diferenciar los equipos que requieren una revisión técnica especializada, de aquellos que solo necesitan una exploración sencilla.

Toma en cuenta que hay diversos tipos de mantenimiento:

Preventivo

Busca prevenir y evitar futuras fallas en la maquinaria (nadie quiere que ésta deje de funcionar de manera inesperada, entorpeciendo las labores). Se realiza de manera periódica y exhaustiva.

Predictivo

Es cuando se realizan pruebas de manera constante y en diversas condiciones, para predecir posibles inconvenientes que pudieran generarse en un escenario específico.

Correctivo

Sirve para reparar fallas detectadas. Aunque puede realizarse de manera programada, si se trata de una emergencia, la rapidez es fundamental, de lo contario puede repercutir en el ritmo normal de producción en la cocina.

¿Todavía no te convences? Descubre aquí otras tres razones:

  1. Cuando todo funciona bien en la cocina, la eficiencia del personal es mayor y la cadena de procesos es más productiva.
  2. Si el equipo de cocina falla, los tiempos de espera aumentan y la calidad de los productos disminuye. Imagina llegar por la mañana al restaurante y encontrar una falla en el equipo de enfriamiento… Sí, qué desastre, y no dudes que eso desencadenará una ola de problemas.
  3. Si el equipo y las máquinas tienen contacto directo con los alimentos, más vale que se encuentren en buen estado, de lo contrario podrían contaminar los productos.
2019-06-24T21:36:45+00:00Oct 24 2018|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies