Diferencias entre la licuadora industrial y el turbolicuador

Licuadora industrial y turbolicuador, ¿cuál es mejor?

Por años, las licuadoras industriales han sido de las opciones más atractivas y confiables en los restaurantes para una molienda rápida y eficaz. Empero, su contraparte, el turbolicuador (licuadora de mano) se ha distinguido por su practicidad e innovación.

¿Cuál es mejor? A continuación, analizamos y comparamos sus características:

Licuadora industrial

Al tratarse de un equipo fabricado en acero inoxidable de grado alimenticio, no guarda olores y es resistente a la corrosión; las cuchillas, de acero inoxidable templado, brindan una capacidad de corte ideal; es muy fácil de limpiar y con los cuidados apropiados puede durar mucho tiempo.

En cuanto a capacidad de molienda, existen equipos de 3 y hasta 17 litros; los modelos de mayor capacidad cuentan con la practicidad del volteo, lo que facilita el vaciado del producto sin que esto represente un esfuerzo físico agotador. Al tratarse de un equipo con base fija, después de cargar el vaso y poner la licuadora en funcionamiento, puedes realizar otras tareas mientras ésta trabaja, lo que ayuda a optimizar los tiempos.

Turbolicuador (licuadora de mano)

Este triturador/mezclador normalmente se fabrica en acero y dispone de hasta 15 velocidades, dependiendo el modelo. Su uso es sencillo, basta con sumergir directamente las cuchillas en lo que se quiere procesar; algunos son aptos para usarse directamente en sartenes, cacerolas y ollas en las que se está cocinando.

Como podemos ver, no necesita un recipiente especial, como ocurre con las licuadoras o las batidoras fijas, y el límite en cuanto a cantidad va de uno hasta 200 litros, según la potencia del motor.

El turbolicuador presume de alta productividad: los modelos profesionales alcanzan los 9000 rpm, lo que permite licuar y preparar una mayor cantidad de platillos en mucho menos tiempo. Una licuadora industrial alcanza los 3500 rpm. En cuanto a los equipos más pesados, cargarlos no es ningún problema gracias a su soporte que se adapta a cualquier recipiente.

Aunque la función básica de la licuadora industrial y el turbolicuador es casi la misma, uno no sustituye al otro, más bien se complementan, y depende del encargado de cocina darle el mejor uso a cada uno y en conjunto; tú, ¿qué equipo prefieres y por qué?

 

2018-11-29T22:49:11+00:00Oct 24 2018|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies