Tipos de licuadora industrial

Si bien es cierto que las licuadoras, industriales y domésticas, funcionan de manera similar (un motor eléctrico se conecta mediante un eje vertical con un juego de cuchillas que se ubica al fondo del vaso), la versión doméstica no tiene el mismo rendimiento si se le da un “uso rudo”, como suele pasar en los pequeños negocios en donde en la mayoría de los casos el desgaste de las cuchillas y el calentamiento excesivo del motor termina por deteriorar más rápido el equipo, lo que se traduce en gastos inesperados debido al cambio de cuchillas y reparaciones constantes. Y es que no, no es lo mismo una licuadora para preparar batidos o smoothies, que una para frapear jugos o cócteles.

Al momento de adquirir una licuadora industrial, se recomienda reflexionar sobre estas características específicas:

  • Corriente eléctrica necesaria y fuerza del motor
  • Tamaño del vaso (capacidad, material y tapa)
  • Facilidad de manejo y funcionalidades (programas de licuado y cambios de velocidades)
  • Estética del diseño

Recuerda que los elementos que distinguen cada tipo de licuadora se relacionan directamente con el uso específico que se le da. Si tomas a consideración los elementos antes mencionados, será más sencillo elegir la licuadora industrial que cumpla con tus necesidades:

Licuadora con velocidad variable

Ideal para preparar batidos con frutas congeladas y malteadas, debido a que permite graduar las velocidades por minuto RPM del motor.

Con carcasa anti-ruido

Gracias a su carcasa anti-ruido de policarbonato, los decibeles producidos durante su operación disminuyen drásticamente; suele ocuparse en barras de café, bares o negocios en donde no se quiere perturbar a los clientes con el estruendo.

Para grandes volúmenes de producción

Fabricadas completamente en acero inoxidable (existen de 12, 14 y hasta 38 litros); algunas cuentan con sistema de volteo para una mejor manipulación de los líquidos.

Se utilizan generalmente para grandes producciones en servicios de alimentación masiva: comedores escolares, clubes o panaderías.

Los vasos

Los de acero inoxidable permiten la preparación de salsas y emulsiones calientes; además, son fáciles de limpiar y resisten productos ácidos como salsa de tomate. Los de policarbonato son ideales por su resistencia a caídas, pero no se recomienda con líquidos calientes, salvo que sea un vaso certificado.

 

Tips de mantenimiento

  • Por cuestiones de seguridad, se recomienda desconectar siempre la licuadora antes de hacer cualquier limpieza a la base, o algún tipo de mantenimiento.
  • Evita productos abrasivos que puedan dañar la base, en su lugar utiliza un paño de microfibra ligeramente humedecido en agua.
  • Si presenta alguna falla, lo idea es acudir con un técnico especializado.
2019-04-23T16:52:12+00:00Oct 24 2018|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies